Huesca airport car rental

Paginas de camareros





“Comienzan adornando los platos con terminologías como ‘enloquecedor’ , ‘famosos’, ‘los mejores del país’… ¿Quién dice eso? ¿Quién los bautizó así?”, insistió.

Empleos sin contrato, pagos en negro o apenas un día libre a la semana.

También contratos a media jornada, pero con medias jornadas de más de 10 horas diarias...

¡y sin horas extras, por supuesto! O periodos de prueba de un año y despidos motivados por un accidente laboral.

Más información La patronal niega que la precariedad sea "lo normal" en la restauración CC OO critica que se han recuperado los beneficios, pero no los derechos Suele decirse que el turismo es la mayor industria española y que la gastronomía es uno de los sectores más prestigiosos y exportables del país.

Pero los chefs mediáticos, con sus platos increíbles y sus lujosos restaurantes, son solo una parte del negocio.

Miles de cocineros y camareros anónimos, de esos que nunca salen en la foto, sufren día a días la precariedad del sector de la hostelería.

No todos, por supuesto.

Pero no ha resultado nada difícil reunir una docena de testimonios.

Y todos ellos hablan de situación generalizada.

En restaurantes de batalla, pero también en establecimientos de lujo.

A algunos no les importa dar la cara.

Otros prefieren ocultar su nombre por miedo a represalias de los empresarios locales.

También hemos querido contar con la opinión del sindicato Comisiones Obreras y de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), pero hemos publicado las piezas por separado.

Lo que sigue es solo una selección de testimonios.

Realidades de las que hablan novelas como El chef, entre algunas otras, pero que suelen pasar desapercibidas cuando, como cada trimestre, en los medios se habla de las cifras de la EPA.

Jefe con contrato de ayudante Es muy joven (y prefiere no dar su nombre), pero ya ha tenido tiempo de saborear cómo es la precariedad en las cocinas.

Hace poco consiguió un trabajo en Valencia y, pasado un mes, ni tenía contrato ni le habían pagado, así que reclamó.

Al leer la copia del acuerdo con la empresa, descubrió que pretendían que cotizase por solo 20 horas semanales y como ayudante de cocina, cuando la realidad era muy distinta: ¡trabajaba casi 60 y era el jefe! Todo sin horas extras, claro.

Se quejó y le despidieron.

Poco importaba que ya hubiese cambiado la carta, calculando todos los escandallos.

O que le llamaran en su día de descanso para que fuese a trabajar porque "el trabajo es el trabajo y el jefe es el jefe".

Le pagaron la mitad de lo que habían acordado inicialmente y adiós muy buenas.

Ha denunciado a la empresa, eso sí.

Dos meses sin librar aunque ahora es asesor gastronómico y tiene su propia empresa de cátering, ha trabajado durante 20 años como cocinero en hoteles, cafeterías y restaurantes, incluido uno con estrella Michelin, de varias ciudades españolas.

Su pero experiencia, de todas formas, la vivió en un "restaurante de barrio" de su ciudad, con menús a 15 euros.

"Me pasé dos meses seguidos sin librar porque la gente se iba constantemente y el jefe no me dejaba descansar".

No eran jornada cortas, precisamente: "Entrábamos por la mañana, descansábamos dos horas, y volvíamos".





Busco trabajo en Huesca en una empresa de alquiler de coches, o teletrabajo en un rent a car de cualquier lugar del mundo.
 


Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs